Pollo en Salsa al Ajillo

  • Pollo en Salsa

  • Pollo en Salsa
    de Almendras

  • Pollo en Salsa
    con Champiñones

  • Pollo en Salsa
    de Tomate

  • Pollo en Salsa
    Thermomix


  • "Pollo en Salsa al Ajillo"

    Receta de Pollo en Salsa al Ajillo





    Os mostramos en esta ocasión una receta que puedes preparar en cualquier época del año, el pollo en salsa al ajillo es una forma estupenda de cocinar el pollo en casa. Anímate a probar la receta.

    Ingredientes:

    - Un pollo entero troceado
    - Una cabeza de ajos grande
    - 250 ml de vino blanco
    - 250 ml de caldo de pollo
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Aceite de oliva virgen
    - Orégano (Opcional)
    - Tomillo (Opcional)
    - Romero (Opcional)


    Preparación:

    Esta receta es una variante de la receta de pollo al ajillo de toda la vida, la cual haremos añadiendo una rica salsa para acompañarlo, conformando una mezcla entre esa receta y una de pollo en salsa, resultando una receta que podrás preparar en poco tiempo y sin necesitar muchos ingredientes, por lo que además de sabroso y sencillo de hacer es una receta que resulta barata de preparar. A continuación te detallamos paso a paso como prepararla de forma sencilla.

    Preparamos el pollo troceándolo y limpiándolo, aunque también puedes comprarlo ya troceado por el propio carnicero, lo que nos ahorra algo de tiempo en la cocina. A la hora de comenzar a hacer la receta, limpiamos y lavamos el pollo, quitándole los restos de grasa, huesos y plumas, y pasándolo por agua bajo el grifo. Una vez se escurra bien lo vamos a salpimentar bien por todos lados y lo reservamos para más tarde, mientras seguimos preparando el resto de la receta.

    Pelamos los ajos y les damos un golpe con la hoja del cuchillo para aplastarlos un poco y que así suelten los jugos al cocinarlos. Ponemos a calentar una sartén con un buen chorreón de aceite de oliva virgen y una vez que esté caliente echamos los ajos y los doraremos a fuego medio, removiéndolos de vez en cuando para que se doren por todos lados y evitar que se quemen. Una vez los tengamos listos los sacamos y reservamos, y en ese aceite vamos a echar los trozos de pollo para dorarlos bien por fuera, a fuego más intenso, así se dorarán pero a la vez quedarán por dentro jugosos.



    Cuando el pollo esté ya doradito, bajamos la intensidad del fuego a una potencia baja, agregamos el vino blanco y el caldo de pollo, ya sea casero o comprado, y cocinaremos durante unos 35 o 40 minutos a la misma potencia. Podemos condimentar de forma opcional con un poco de orégano, tomillo y/o romero. Pasado este tiempo el pollo quedará bien hecho por dentro y la salsa deberá haber quedado un poco más densa, pero si quieres espesarla un poco más puedes añadir una cuchara de harina. Y al acabar ya tendríamos listo para servir bien caliente este rico pollo en salsa al ajillo, que podemos servir con alguna guarnición como una rica ensalada o unas patatas fritas o cocidas, formando un plato muy completo.