Pollo en Salsa Blanca

  • Pollo en Salsa

  • Pollo en Salsa
    de Almendras

  • Pollo en Salsa
    con Champiñones

  • Pollo en Salsa
    de Tomate

  • Pollo en Salsa
    Thermomix


  • "Pollo en Salsa Blanca"

    Receta de Pollo en Salsa Blanca





    Otra de las recetas más originales que te vamos a mostrar es esta con la que preparar un rico pollo en salsa blanca. Ya verás que resulta muy sencilla y sabrosa al mismo tiempo, seguro que le gusta a tus comensales.

    Ingredientes:

    - Un par de pechugas de pollo
    - 50 gramos de harina
    - 50 gramos de mantequilla
    - 150 ml de leche entera
    - Una cebolleta grande
    - Pimienta negra molida
    - Nuez moscada molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Empezamos a preparar hacer esta receta de pollo en salsa blanca preparando las pechugas que vayamos a emplear. Las lavamos y les quitamos los restos que pudieran traer de la carnicería, y las cortaremos en filetes que sean más bien gruesos, paso este que podemos evitar comprando las pechugas ya fileteadas o pedir al carnicero que nos la filetee con el grosor deseado. Una vez tengamos los filetes cortados y limpios los salpimentamos bien por todos lados y los reservamos.

    Continuaremos preparando la salsa blanca, que como verás no es más que una bechamel enriquecida con la cebolleta. Empezaremos picando bien finita la cebolleta, una que sea más bien grande, y después continuamos echando la mantequilla en una sartén, donde la vamos a derretir a fuego medio para que se funda poco a poco y no se queme. Una vez la tengamos bien fundida agregamos la cebolleta picada y la sofreímos hasta que quede bien doradita por todos lados, con cuidado que no se queme. Agregamos la harina y removeremos bien para que se vaya integrando con la mantequilla, formando una mezcla cremosa sin grumos, lo que podemos hacer empleando unas varillas.

    Conseguida esa mezcla, agregamos la leche poco a poco, la cual es recomendable tener a temperatura ambiente para que ligue mejor, y continuamos mezclando hasta que tengamos ya toda la leche integrada, entonces seguiremos removiendo durante unos minutos más para espesar la salsa blanca. Agregamos un poco de nuez moscada para darle un toque de sabor a la misma. Cuando tome la textura deseada la dejamos apartada del fuego, intentando que no quede demasiado espesa, lo que podemos corregir agregando más leche si fuera necesario.



    En una sartén antiadherente o en una plancha vamos a poner un chorrito de aceite de oliva para ir pasando los filetes de pollo, que dejaremos bien doraditos por ambos lados, pero que a la vez queden jugosos por dentro, motivo por el que os recomendábamos que fueran filetes más bien gruesos. Una vez tengamos los filetes listos, los serviremos en sus correspondientes platos individuales o en una bandeja, acompañándolos por encima con la rica salsa blanca que habíamos preparando antes, calentándola de nuevo si fuera necesario. Y a disfrutar de este estupendo y sencillo pollo en salsa blanca.